jugamos???

Actualizado: 12 de jul de 2018




Juego de roles

A veces sentimos que la parte sexual en la pareja llega a ser un poco plana: siempre lo mismo, las mismas poses, la misma manera de empezar, de terminar, en el mismo lugar, todo igual; nada cambia y se vuelve un poco aburrido. O simplemente ya no sientes ese morbo por tener sexo con tu pareja, hasta te da flojera… Noo!! No podemos llegar a ese punto. Hay mil formas de hacer que la situación se ponga divertida. Una de ellas es el juego de roles. A mí me parece una que te saca de la rutina y te pone en los pies de un personaje, de esa que viste en alguna película, en cualquier situación que te excita, que te olvidas de tus vergüenzas porque eres otra. Y ese es el gran truco de jugar a tener un rol diferente a quien eres pero sigues siendo tú!! Porque todo lo que salga de esa actuación, viene de ti.

Muchas veces lo podemos tomar como una terapia para desinhibirnos, soltarnos al máximo y disfrutar sin prejuicios. No tienes que esperar a tener el disfraz de enfermera, o de camarera para hacerlo, puedes ser quien te de la gana: la que trae la pizza, la masajista, la vecina, la vendedora, la que te encontraste en el ascensor, el que se equivocó de puerta, el que pide azúcar prestadita, el fotógrafo, el profe de yoga, etc… cualquier personaje sirve , mientras mantengas tu creatividad al máximo y te pongas totalmente en tu rol. Al principio quizás te de roche, pero conforme los dos se sientan atrapados en su papel, el roche va desapareciendo y la excitación comienza a jugar en todos tus sentidos. La curiosidad por el “qué hará el otro” te pondá mas nerviosa, porque toda la situación es nueva y todo es tan espontáneo como si fuera de las primeras veces con tu pareja. Hasta podrás sentir ese cosquilleo que a veces uno piesa que no volverá a sentir. Inténtalo!! Si a la primera no te sale, no importa, vuelve a intentarlo otro día. No necesitas horas, puede ser algo de 10 minutos, de 5 si no tienes mucho tiempo. Si tienes algunas prenditas sexys que ayuden, úsalas!! Invéntate atuendos con lo que tengas!!

Caer en la rutina es muy fácil y aburrirse en ella es muy peligroso. Es trabajo de los dos. Anima a tu pareja, comienza tú si la otra persona está media floja. Sorpréndelo o sorpréndela.

Haz que algunas noches de la semana, que casi siempre son las mas rutinarias, tengan un sabor diferente. Apaga la tele, sal del cuarto y tócale la puerta. Dile que eres la vecina, que se te fue la luz y comienza a seducirlo, miralo con ganas y comienza a jugar. Si no se te acurre nada, te doy algunas ideas: La secretaria La vecina: que pide azúcar, que se le volaron los plomos, etc El bombero y el mini incendio q va a apagar en tí. El profesor de matemáticas El gasfitero La masajista La stripper La caperucita y el lobo La geisha El chofer Lolita y yaa imáginate tú, no es tan complicado.

Divertanse, disfruten, gósense!!!

34 vistas