LA MENTE ES una zona erógena



La mente es una zona erógena... Y quizás una de las más potentes pero muy dejada de lado porque no tiene un aspecto genital o físico erótico. Su estimulación es la imaginación. Hay que soltarle las riendas y dejarla cabalgar cual caballo en libertad. Muchas veces la tenemos tan amarrada a los tabúes, al sentimiento de culpa o a la vergüenza. Y que por mas que las zonas erógenas físicas sean estimuladas, no se llega a ese máximo infinito de placer. Hay todo tipo de estimulación mental, eso depende de cada un@. Hay quienes les gusta imaginarse situaciones, personas, personajes míticos eróticos, etc. Con la mente y la imaginación no hay límites. Cuando un@ se masturba, la mente es un factor importantísimo, puedes estar estimulando el clítoris, los pezones, el pene, etc y seguro que tendrás una respuesta física, pero si a eso le agregas la imaginación, estoy segura que tu orgasmo irá a otro level. Aprovecha que es algo tan tuyo, tan privado, que nadie jamás sabrá ni te juzgará por lo que te estás imaginando. Puedes jugar con tus sueños eróticos más deseados, con los objetos más raros en las situaciones mas locas y nadie lo sabrá jamás. Diviértanse con un@ mism@, hagan de su mente su zona erógena favorita y desarrollen la capacidad de excitarse solo con los pensamientos. Y a gozaaar!!!

86 vistas