nuestro tesoro

Actualizado: 12 de jul de 2018




Para hablar de nosotras hay q conocer bien cada rincón de nuestro cuerpo. Hoy hablaremos del tesoro más cuidado por cada una: los genitales femeninos. Es importante conocer cada parte de ella, llamarla por su nombre y saber qué función cumple; en femenino ya que por más que la palabra sea masculino es una parte sólo de nosotras. Hay que saber que tenemos terminaciones nerviosas por todas las zonas, pero que el que más reúne y sólo existe para darnos placer, es el clítoris. Nuestro gran botón al éxtasis. Aparte de nuestro querido clítoris, tenemos otros puntos internos que nos causarán mucho placer....sabían que no sólo existe el punto G?? Lo hablaremos mas adelante. -Monte de venus: es parte del pubis, el que da la cara al mundo. -Capucha del clítoris: el protector de nuestra perla maravillosa, que también es sensible. -Cabeza de clítoris: es la parte que reúne mayor cantidad de terminaciones nerviosas y la que sólo existe para darnos placer. Uffff!! Maravillosos orgasmos. -Labios exteriores (o mayores): no suelen exitarse simplemente con el tacto pero una vez que tienes una exitación general y estás en pleno encuentro sexual, se vuelven muy sensibles. -Labios internos (o menores): al igual que los externos, durante el encuentro sexual se vuelven sensibles y se hinchan cuando estamos exitadas; haciendo que todo sea mas sensible. -Uretra: se encuentra entre el clítoris y la vagina, suele pasar desapercibida y su función es evacuar todos los líquidos de nuestro cuerpo. Hay mujeres quienes pueden tener orgasmos a través de ella. -Vagina: es el canal que nos lleva a todo nuestro órgano reproductor. Por dentro hay todo un mundo de puntos y músculos que nos ayudan a tener mayor placer en el encuentro sexual. Ya hablaremos sobre todo ese mundo...no solo esta el punto G...😱😱😱 -Perineo: es la zona de piel y músculos entre la vagina y el ano. También se hincha y puede ser más sensible durante el encuentro sexual. Ya hablaremos cómo en los chicos esta zona se vuelve especialmente sensible. Además en esta zona tenemos un musculito muuuy importante para aumentar el placer sexual y que nosotras podemos controlar. Es el músculo Pubo Coccigeo (PC) que también lo veremos más adelante; como hacerlo consciente, cómo ejercitarlo y sobretodo como usarlo para nuestro beneficio y el de nuestra pareja.

Estas son algunas de las partes de todo nuestro universo femenino y sexual. Cada una tan necesaria y, si eres consciente de cada parte, podrías llegar a excitaciones y sensaciones más profundas porque cada una toma vida y se hace más presente en el encuentro sexual.

A conocerse, observarse y quererse!!

50 vistas